Conoce a Álex Núñez, podólogo del club

Álex Núñez es uno de los integrantes del cuerpo médico del club más importantes. Ejerce una labor de puertas hacia dentro y alejada de los focos, pero su trabajo, junto al resto de los integrantes de la entidad, ayuda en gran medida a la prevención y curación de las lesiones de los jugadores. Además, también gestiona su propio negocio (Centro Clínico Podológico Alejandro Núñez Trull, calle Hernán Cortés 32, esc 1, Zaragoza) y su trayectoria le avala como un auténtico profesional del cuidado de los pies a nivel nacional.

En el 2005 se puso en marcha la primera especialización en podología deportiva de España, concretamente en la Universidad de Barcelona. La cursó, se formó y aquel mismo año entró en el club, que por entonces se llamaba DKV Seguros Zaragoza. 14 temporadas le contemplan y sigue un año más.

Como el resto de integrantes, su labor comienza en pretemporada. Se encarga de realizar y supervisar su parte de las pruebas médicas para intentar minimizar al máximo las lesiones que pudieran aparecer en el transcurso de la competición. Además, durante la campaña en sí, realiza tratamientos en caso de lesión o molestia y se encarga de las revisiones y mantenimientos de los tratamientos aplicados a cada jugador, algo de suma importancia durante el transcurso de una temporada: “La podología deportiva no solo se encarga de la realización de plantillas y la biomecánica, sino que también el asesoramiento y modificaciones de la zapatilla de juego son un factor importante, ya que la trilogía que forman pie, plantilla y zapatilla es un engranaje que tiene que estar perfectamente ensamblado para formar una unidad efectiva”, cuenta Álex.”No hay que olvidar que sus pies son su herramienta de trabajo”, incide. De hecho, en un deporte como el fútbol sala, que tiene gestos “con mucha explosividad y rapidez de movimientos”, se pueden producir “sobrecargas y lesiones dependiendo de la biomecánica de cada jugador”.

Los pies, por tanto, sufren mucho durante una campaña ya que “son el apoyo directo en la pista de juego”. “La pretemporada, las dobles sesiones y la exigencia de la temporada hacen que sea una estructura que sufre sobrecargas a menudo, ya sea por traumatismos, microtraumatismos o gestos repetidos. Tanto los pies como estructuras superiores como rodillas y cadera pueden desarrollar malas alineaciones y sobrecargas”, explica el podólogo.

Además, existen otras afecciones que pueden modificar el rendimiento de un jugador. “También son frecuentes problemas dermatológicos y ungueales debido a los microtraumatismos, fricciones y presiones del calzado en el pie. Sin duda el fútbol sala es uno de los deportes más exigentes para los pies y además hay que tener en cuenta que cualquier tratamiento ha de interaccionar lo menos posible con las sensaciones del jugador en relación a la pista, golpeo y conducción del balón”, comenta.

La labor de Álex y del resto del cuerpo técnico del club, cada uno en su especialidad, propician que el jugador de fútbol sala esté en condiciones óptimas para el juego de primer nivel. Las lesiones son inevitables porque son parte del deporte, pero tratar de reducirlas es un objetivo primordial.

Foto: Pedro Luis Serrano. Álex Núñez, durante la presentación de la temporada llevada a cabo en septiembre en Torreluna junto a Arturo y Diego Sancho.

29 de noviembre, 2018|Fútbol, Primera plantilla|